Jardines ecológicos en azoteas: una forma de reverdecer las ciudades, ahorrar energía y combatir la contaminación. Los jardines ecológicos en azoteas mejoran la calidad del aire y ayudará a naturalizar el paisaje urbano de las ciudades.

Jardines ecológicos en azoteas

Con el aumento de la población mundial, cada vez hay más edificios y menos zonas verdes. Esto supone un deterioro en el medio ambiente, ya que al haber menos vegetación, repercute negativamente en el entorno. Por ello, las ciudades están buscando una solución ecológica en donde se puedan compatibilizar ambos mundos. Surge así la tendencia a instalar jardines ecológicos en azoteas.

Actualmente es de las opciones más recurrentes si no se tiene espacio en un jardín tradicional o terreno. Además, así se aprovecha un espacio que normalmente queda inutilizado. Está demostrado que tener plantas en lo alto de los edificios ayuda a paliar las emisiones de CO2. De esta forma, se ahorra hasta un 30% en el uso de aire acondicionado debido al efecto toldo que producen.

jardines ecológicos en azoteas

La contaminación en las ciudades europeas

Se ha producido un aumento de la contaminación a niveles alarmantes. Las emisiones de CO2 superan de manera destacada los niveles máximos establecidos. Debido a esto, dirigentes de ciertos países han tenido que tomar medidas ambientales para frenar el deterior del entorno.

Muchos son los países europeos que proponen cambios en temas energéticos. Aunque puedan parecer insignificantes, a la larga son muy efectivos. Instalar obligatoriamente jardines ecológicos en azoteas es uno de estos cambios.

Uno de los países donde se ha implementado la ley es Francia. En este país, las emisiones de dióxido de carbono multiplican por cuatro los niveles máximos establecidos. Expertos franceses calculan que más de 20.000 personas fallecen al año en el país francés por la polución.

Por otra parte, Copenhague ya tiene varias iniciativas en marcha para mejorar la calidad del aire. Una de ellas son los techos verdes, cuya aspiración es conseguir emisiones cero de CO” para el año 2025. Por ello, fue nombrada Capital Verde Europea en 2014.

Para leer más beneficios de las cubiertas verdes, pinche aquí